Inicio Libros Textos Cívika Contacto

CIVIKA
derechos ciudadanos

 
 

 

CHILE, LÍDER MUNDIAL EN INNOVACIÓN
Antonio García V. 31.01.2015

Bloomberg acaba de publicar un estudio acerca de la Innovación que incluye un Indice Global y seis Categorías correspondientes a Investigación y Desarrollo, Manufactura, Compañías "Hi Tech", Educación, Personal de Investigación  y Patentes, y concluye afirmando que "la Innovación está ocurriendo en centros de excelencia alrededor del mundo más aceleradamente que nunca".

Tanto en el Índice Global como en las diversas Categorías Bloomberg muestra, ordenados de mayor a menor, los países más destacados.

Chile no figura entre los cincuenta países mas innovadores en ninguno de dichos renglones,  en tanto países como Islandia, Tailandia, Túnez y Ucrania destacan junto a los esperables líderes mundiales: Alemania, Austria, Canadá, Corea del Sur, China, Finlandia, Israel, Japón, Singapur, Suecia, USA.

¿No será que Bloomberg está equivocado?

¿Exportar el cobre cada día menos refinado para hacer contrabando de extracción del molibdeno que va en las montañas de tierras que se embarcan como cobre por nuestros puertos, sin que nadie las controle, no es innovación?

¿Sustituir el bosque nativo, con toda su estúpida complejidad, por monocultivos regados con plaguicidas, todo lo cual simplifica los ecosistemas y termina con las lluvias y el agua que todo destruye a su paso, no es innovación?

¿Y las montañas de relave que hemos construido de la nada para producir avalanchas sobre las poblaciones, y para contaminar las aguas y el aire no tienen valor alguno en términos de creatividad?

Regalar el cobre, litio, potasio, yodo, molibdeno, la pesca y los glaciares para que los retiren del paisaje y nos dejen gratuitamente un país libre de estas lacras ¿no es innovación?

¿Y qué hay de haber sustituido los panales de abejas por paneles de expertos que demuestran que  las tarifas de servicios públicos que proponen las empresas interesadas son precisamente las que mas convienen al país?

¿Qué me dicen de tener un royalty minero del 2% si países súper atrasados como Perú o Australia lo han fijado en mas del 40%?

¿Una reforma tributaria cuyo único propósito es aumentar la recaudación, manteniendo un modelo que fomenta el desarrollo de inversiones en la industria extractiva y mantiene postergadas las inversiones que suponen uso intensivo de capital humano e incorporan fuerte valor agregado, no es innovar?

¿Y la política nuestra, única en el mundo, de condenar a los poderosos a cursillos de cristiandad en vez de meterlos a la cárcel, tampoco se considera novedosa?

¿Que quienes asignan recursos a los proyectos culturales sean los propios empleados de los billonarios que reciben financiamiento para esos proyectos que solo son noticia precisamente por eso, no es innovación?

¿Tener un senador que además de ser parlamentario, médico y maquillador de curriculum sea capaz de proclamar que él "puede predecir el mundo", que tiene "una visión que ni siquiera tienen los científicos porque hasta los científicos sólo leen las últimas publicaciones de Nature, de Science" y que lucha para que el consumo de sal en Chile sea de dos gramos por día por habitante y no los cinco gramos que proponen los ignorantes de la Organización Mundial de la Salud, no es disponer de recursos humanos de un potencial asombroso?

¿No fue en nuestra Bolsa de Valores donde hasta el año 2005 se transaban acciones de la empresa Tres Mares, que con solo doce empleados y sin actividad económica conocida era la de mayor capitalización de mercado del mundo, con un valor quinientas veces superior al de Apple o General Electric, todo lo cual condujo a que el Superintendente de Valores de la época todavía sea considerado un genio y sirva de garantía de la pureza de nuestras empresas cascada y de la legitimidad de las triangulaciones financieras que mantienen con vida a nuestros billonarios?

Imponer una reforma educacional improvisada para bajar de los patines a los que van demasiado rápido en este mundo ferozmente ágil y cambiante, ¿no es precisamente innovar?

¿Tener la mirada y la discusión concentradas en Allende y Pinochet, que ocurrieron hace apenas cuarenta años, pudiera alguien alegar que no es diseñar el futuro de forma visionaria y disruptiva?

¿Quien puede decir que aquí, entre la cuatro paredes del desierto, el mar, la cordillera y la Antártida, ensordecidos por el eco de nuestras propias palabras con las que nos vanagloriamos de todo, sin siquiera calificar como democracia y con los mas altos índices de inequidad, no hemos logrado generar un hervidero de creatividad, una fuente inagotable de ideas o al menos un centro mundial del chisme?

¿No somos los inventores de la idea Transantiago de transportar a las personas al trabajo como si fueran ganado y en la que tenemos a cargo del área tecnológica a una empresa "Hi Tech" que jamás ha logrado que un proyecto le funcione a pesar que le hemos aumentado el 400% sus honorarios sin licitación alguna para premiar tanta eficiencia e innovación?

¿Y que me dicen de nuestros plantas de cultivo de salmón que tienen el record mundial de consumo de bactericidas, pesticidas y hormonas, todo lo cual permite exportar salmones hasta con 400 piojos y contaminar los mares con algas que crecen con tanta velocidad como la películas que nos pasamos acerca del desarrollo del país?

¿Es que no leyeron la ley de Presupuestos del 2015 de Chile, publicada en Octubre 2014, que incluye aumentos del 80 y aun del 120% en el gasto en diversas "Agendas" relacionadas con Innovación y una Agenda de Energía en la que se considera invertir 21.400 millones de pesos en proyectos que no mencionan siquiera las energías limpias o renovables?

¿No estamos llenos de concursos que asignan fondos ilimitados para innovación y emprendimientos a proyectos de impacto global, regalando dinero a emprendedores de Singapur, Finlandia y otros países que figuran en la lista de Bloomberg sin que se haga mención a que somos nosotros quienes financian la innovación en esas tierras lejanas?

¿No tenemos un sistema de salud con tiempos de espera de hasta 18 meses que permite que la auto sanación y la muerte resuelvan gratuitamente un problema que en otros países supone ingentes inversiones?

¿Qué puede saber Bloomberg de nada?, me pregunto finalmente, si es capaz de permanecer ajeno a estos maravillosos portentos.

 

Antonio García V., ingeniero, escritor.

Publicado por diario El Mostrador en Feb 1, 2015

 

 

 


Ex candidato a alcalde de Valparaíso, ciudad cicatriz